Cortar el pelo a tu perro en casa: ¿buena idea?

cortar-pelo-perro-casa

Cuando suben las temperaturas o el pelaje de nuestro compañero perruno está demasiado largo, empezamos a mirar de reojo las tijeras. Y, muchas veces por economía, nos decidimos a afrontar solos la tarea de acicalarlos.

Ejercer de peluquero sin dominar la técnica no implica únicamente un riesgo estético, sino que puede llegar a perjudicar gravemente la salud de tu amigo. El largo conveniente, la raza y el comportamiento del animal son aspectos a tener en cuenta a la hora de cortar el pelo a tu perro en casa. ¡Conócelos en este artículo!

 

Peluquería casera: por qué debes evitarla

El asunto atrae, y mucho. Cortar el pelo a tu perro en casa te ahorra dinero y te da la libertad de hacerlo en cualquier horario, sin tener que transportarte y sin citas previas. No obstante, también es un peligro para tu compañero de cuatro patas. El pelo cumple una función significativa en los cánidos, y una mala sesión de peluquería no supondrá lo mismo para él que para ti una permanente cuestionable.

Aparte de cortes asimétricos, puedes acabar causándole insolaciones, resfriados, o calvas irreversibles. Además, el manto de cada raza posee unas características concretas y crece a un ritmo determinado.

Cortarle mal el pelo a tu perro puede producirle quemaduras o hacerlo vulnerable frente al frío

Antes de coger la maquinilla, te recomendamos que investigues en profundidad sobre las necesidades de tu compañero y el tipo de pelaje que tiene. Existen muchas formaciones que te enseñarán la metodología adecuada, pero, si no quieres cursar una, lo mejor es acudir a un profesional debidamente preparado para evitar lamentos.

 

3 motivos para acudir a un profesional

El acicalamiento puede ser una experiencia complicada para tu animal de compañía. Y, quién sabe, quizá no necesite realmente que le rebajes el pelaje. Si a tu amigo no le crece de forma continua durante todo el año, entonces bastará con que lo cepilles a conciencia.

Los canes de pelo corto y grueso (pastor belga, husky) o largo y cuantioso (chow chow, spitz) no tienen que pasar por el afeitado. Si lo haces, perjudicarás o bien el modo en el que regulan su temperatura o la robustez de su cabello, provocando incluso que rechacen salir a la calle.

Los perros de pelaje largo o corto, como el husky o el chow chow, no necesitan ir a la peluquería

Un profesional sabrá decirte en qué grupo se encuentra tu mascota, y sumará eficiencia y calma a la sesión de higiene. No hay nada de malo en cortar el pelo a tu perro en casa si tienes los conocimientos que se exigen, pero, si no es el caso, te invitamos a que consultes todos los aspectos en los que un especialista marcará la diferencia.

Control del comportamiento

Algunos animales se ponen muy nerviosos al estar en un entorno con ruidos y olores desconocidos. Un especialista en estética conoce la estrategia a seguir para lograr que se encuentre a gusto y evitar accidentes mientras realiza el corte.

Algunos disponen de sedantes suaves y de material para protegerse ante las mordeduras. Incluso si hablamos del ejemplar más amistoso, podrá reaccionar de formas inesperadas si cree que está en riesgo. Ceder la tijera y no cortar el pelo a tu perro en casa puede ahorrarte sustos, dolores y (probablemente) algún resquemor contra tu fiel amigo.

Acicalamiento seguro y completo

Seguro que conoces a alguien que tiene que usar un champú hipoalergénico, que tiene el pelo muy graso o que no puede vivir sin acondicionador. A los perros les ocurre lo mismo, y un buen peluquero cuenta con la experiencia para poder identificar estas necesidades.

En los establecimientos específicos, tu compañero perruno disfrutará de productos apropiados para las características de su pelaje, su color y la raza a la que pertenece. Además, no se limitarán a cuidarle el pelo: le recortarán las uñas y le limpiarán las almohadillas y los canales auditivos.

Evitar quemaduras y catarros

Es habitual ver a canes con el pelo rapado. No hay que complicarse mucho para hacer este corte, pero debes saber que no es bueno para tu amigo.

El pelaje le protege de los rayos del Sol en verano y, en invierno, le permite mantener el calor corporal. Si no le dejas el largo suficiente, estarás perjudicando a su organismo y a su piel, y exponiéndolo a problemas de salud que de otro modo no tendría.

Los especialistas ofrecen distintos tipos de largos y aconsejan a sus clientes sobre los más recomendables. También tienen cuidado con los bigotes que poseen en el rostro, unos pelos más gruesos por los que reciben información y que, al afeitar al perro en casa, es probable que elimines.

 

¿Cómo cortar el pelo a tu perro en casa?

Si tienes las máquinas para cortar el pelo a tu perro en casa y la pericia que exige esgrimirlas, quizá hayas decidido ponerte en los zapatos de un peluquero por una tarde. En ese caso, hay una serie de trucos que pueden ayudarte en tu empresa:

  • Cepilla bien a tu compañero con un peine específico antes de realizarle el corte. 
  • Rebaja el volumen de su pelaje con tijeras. Si vas a emplear después máquina, no hace falta que te preocupes porque quede homogéneo. Comienza a recortar por las patas de atrás y el lomo, y continúa con el resto del cuerpo, dejando el rostro para el final.
  • Pule el resultado con una máquina de afeitar. No la pases a contrapelo, y asegúrate de dejar unos centímetros de longitud como mínimo (nada de ir al raso). 
  • Tómate tu tiempo para arreglar la zona del rostro. Un mal movimiento en este punto puede provocarle daños con las tijeras. 
  • Recorta el pelo de las almohadillas y rebaja sus uñas. Después, lava y seca a tu perro de forma habitual.

 

Profesionaliza tus inquietudes

Estamos convencidos de que tu animal de compañía es muy bello por dentro, ¡pero también puede serlo por fuera! Sobre todo, si decides perfeccionar tu técnica con el Curso de Peluquería Canina y Felina de Nubika, en el que aprenderás todos los secretos para dejar a perros y gatos con un pelaje brillante y lustroso

De la mano de nuestro programa, dispondrás de una metodología de aprendizaje flexible y hasta 300 horas de prácticas profesionales. Si no quieres acudir a peluqueros especialistas, no te arriesgues a meter la pata. ¡Conviértete tú en uno y quita el aliento con tus estilismos!

Recibe más información sobre el curso de Peluquería Canina y Felina
Peluquería Canina y Felina
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
imagen Subtract
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe información gratis y sin compromiso
Peluquería Canina y Felina
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Cubre el formulario y descarga gratis el temario

Peluquería Canina y Felina
Peluquería Canina y Felina
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.